Herramientas personales

"Emprender genera riqueza"

De FUNDACION ICBC | Biblioteca Virtual

Saltar a: navegación, buscar

Entrevista a Alejandro Mashad de Endeavor, La Nación, Suplemento de Comercio Exterior, 22 de junio de 2010

El mundo emprendedor argentino tiene dos noticias: una buena y una mala.

La buena, el mercado local ha sido casi siempre relativamente interesante. La mala, por eso muchos emprendedores se "amesetan" y sólo miran puertas adentro, razón por la que Alejandro Mashad, director ejecutivo de Endeavor, cree que no hay muchas empresas argentinas que tengan escala global.

-¿Qué relación tiene el "emprendedurismo" con el comercio exterior?

-Una de las deficiencias de la Argentina es que los emprendedores no miran al mundo como su mercado desde el día uno. Aunque no hay muchas empresas en el país que hayan alcanzado escala global, soy optimista. Puedo dar ejemplos de acá, de Endeavor, de gente de entre 35 y 45 años que está armando empresas y que quiere conquistar el mundo desde la Argentina: Cardón; Globant; Mercado Libre, que ya lo hizo y está en toda la región.

-¿Cómo está posicionado el país?

-Según números de 2008, entre 80 países, la Argentina ocupa el séptimo lugar en la tasa de actividad emprendedora que mide toda la actividad, es decir, gente de entre 18 y 65 años involucrada en un emprendimiento -desde un quiosco hasta Mercado Libre?. Por eso digo que somos un diamante en bruto, porque tener esa actitud emprendedora es muy importante. Creo que hay dos causas principales para que acá las cosas sean así: una, que somos una mezcla de inmigrantes que eran todos emprendedores. Los que venían lo hacían obligados y llegaban pobres. Tenían que usar sus ventajas competitivas, el herrero hacer lo que mejor sabía, etcétera. Y así se generaron emprendedores en todos los rubros. La otra cosa, las crisis. Son también generadoras de ejercicio. Es gente que se cae y se levanta. Ese ejercicio de reinventarse permanentemente es un ejercicio emprendedor.

-¿Se puede enseñar a ser emprendedor?

-El ser emprendedor es una actitud, y las actitudes o se adquieren culturalmente porque las viste en tu casa, o se descubren o se adquieren a través de una metodología más racional como puede ser algo académico. Obviamente no podemos pensar que el 100% de la gente será emprendedor. Desde el punto de vista de la psicología, tiene algo que ver con ciertas ganas por hacer. ¿Cómo se transmite eso? Quizás un curso teórico-práctico tradicional no es lo que se necesita para transmitir las capacidades emprendedoras porque es más una cuestión de pensar y hacer, no de ver lo teórico y después lo aplico. Es una mecánica totalmente distinta. Trabajamos mucho en lo que llamamos la inspiración. Creemos que hay gente que es emprendedora y que no sabe que lo es y en el momento en que escucha a otro emprendedor contarle su historia descubre muchos rasgos en común y se plantea que él también puede serlo.

-¿Pueden influir los sistemas educativos en el fomento del "emprendedurismo"?

-Sí, hay formas de inculcar en chicos de primaria, secundaria y en la universidad estos temas. Tiene que ver con presentar a la empresa como una opción viable dentro del quehacer humano y no desde el punto de vista ideológico como que ganar plata está mal o todos los empresarios son corruptos. Hacer una empresa es parte de la condición humana. Hay gente con actitud emprendedora que utiliza lo que estudió como una palanca para iniciar algo, por eso ser emprendedor no tiene que ver con carreras de administración, sino que es transversal a cualquier carrera universitaria.

-¿Cuáles son los principales obstáculos para un emprendedor en la Argentina?

-El primero es la barrera mental. Aquí faltan modelos de rol. Uno se inspira en otro al que admira, y aquí los modelos pasan por el deporte, por el espectáculo, pero no por esto. Hay otros países que tienen más tradición emprendedora, como Estados Unidos, por ejemplo, donde Bill Gates es ídolo, y no por la plata, sino con el recorrido desde cuando tuvo la idea y cómo armó la empresa. Otra parte importante tiene que ver con las redes de contacto. El camino emprendedor es un camino de redes, ellas aceleran el crecimiento y el saber. En otros países, hay redes institucionales que tienen que ver con el financiamiento, con el apoyo, redes privadas, la academia, centros de emprendedores. En la Argentina, ese armado de redes es incipiente. Falta mejorar eso, que el Estado tenga un rol más importante y extenderlas hacia el interior porque la brecha con Buenos Aires es impresionante. El tema de financiamiento es importante, pero comparado con hace diez años, hay muchas más opciones. Está demostrado que el "emprendedurismo" es clave para el desarrollo socioeconómico porque es generador de trabajo genuino, innovación, riqueza, mejora el tejido productivo y la cultura emprendedora: hace que más gente quiera cada vez más empezar nuevas cosas.

Fundación ICBC Argentina, 2013 - Todos los derechos reservados. Términos y condiciones de uso.