Herramientas personales

Alemania siempre estuvo cerca

De FUNDACION ICBC | Biblioteca Virtual

Saltar a: navegación, buscar

Revista Megatrade, Abril de 2016

Alemania sigue allí fuerte y presente como para aprovecharla más en la política de reinserción argentina en los mercados. Con un comercio bilateral que en promedio de los últimos años supera los U$5 mil millones, bastante menos de los que supo ser en algún momento, Argentina representa una ínfima parte del intercambio alemán con el mundo. De hecho nuestro país es el proveedor número 50 del gigante europeo.

De todos modos hay un enorme potencial para crecer y Alemania es uno de los mercados “amigables” de acceso, gracias además a la variedad de instituciones de apoyo al comercio y al desarrollo tecnológico y el ser tercer importador mundial, no puede quedar afuera para reencarnar el comercio exterior argentino de valor agregado.

Así lo ve Daniel Polski, quien fue reciente embajador allí – fue nombrado en 2013-. Antes de desempeñar su cargo en Alemania, este miembro del Servicio Exterior de la Nación y embajador extraordinario y plenipotenciario en 2002, se desempeñó como titular de la Dirección de Asia y Oceanía de la Cancillería argentina y fue embajador en Japón entre 2004 y 2010. Ya en Buenos Aires, Polski fue invitado por la Fundación ICBC a exponer sobre la actualidad la tercera economía mundial y la de mayor apertura del mundo. El informal encuentro, como parte de una de las actividades que piensa desarrollar la entidad durante al año, tuvo el formato de una pequeña mesa de trabajo coordinada por el director del Instituto de Comercio Internacional de la FICBC, Félix Peña y que estuvo rodeada de estudiantes, académicos, empresarios pyme, funcionarios y responsables de organizaciones binacionales – la mayoría muy jóvenes- y permitió hacer un breve análisis de la actualidad política y económica alemana y la potencialidad de un mayor intercambio comercial y de desarrollo.

Recordó que Alemania exporta por U$1.2 mil billones e importa por U$900 mil millones, nada menos; aunque dos tercios de su comercio lo tiene con los restantes países de la UE; pero ese tercio que falta son U$330 mil millones, no poca cosa. Además 9 de los 10 principales socios comerciales de Alemania están en Europa, el restante es China, con el que tiene una estrecha relación que, según dicen algunos analistas, se puede ver afectada dado la fuerte desaceleración económica de los últimos tiempos.

Con un crecimiento del PBI que se mantiene en 1.5% anual, hoy Alemania tiene la mayor ocupación desde la reunificación, un alto nivel de consumo, ayudado por los bajos costos de energía y tasas de interés – aunque algunos creen que esto puede esconder un bajo nivel de inversión-.

Acuerdos

Como es sabido desde hace un tiempo América Latina no viene siendo una prioridad en la agenda de la UE, esto se repite particularmente en Alemania. De todos modos Polski señala que en el último tiempo hay un renovado interés al más alto nivel y un dato en ese sentido se vio en el último encuentro UECELAC donde la Canciller Angela Merkel señaló que Alemania estaba siguiendo con atención la relación de la región con China. Además se prevé para fin de mayo la llegada del ministro de relaciones exteriores alemán a la Argentina.

Otro dato de la relación con la UE, más allá de que en los últimos tiempos hubo dilaciones de parte de Europa, es el pedido de la Canciller argentina Susana Malcorra, en cuanto a que no se puede dilatar más la presentación de las ofertas para un acuerdo Mercosur UE “es importante que el acuerdo permita un mayor acceso a los mercados y ampliar las cuotas”, dijo Polski. En ese sentido, señaló que Alemania está ayudando para alcanzar ese objetivo.

Con respecto al acuerdo con los EE.UU, si bien el ámbito político mayoritario y el empresariado alemán aparece favorable a avanzar; el humor social parece ir por otro lado, especialmente por los temores respecto al tema laboral y a que se pierdan los standards de calidad europeos. También se critica que no haya un acceso transparente a los detalles de lo que se está negociando.

Comercio

El promedio del comercio bilateral entre Argentina y Alemania en los últimos años se mantuvo en los U$5,2 mil millones, es 0,2/0,3% del comercio alemán, pero en 2015 cayó a U$4,6 mil millones, 12% menos que el año anterior y aproximadamente 30% menos de la mejor marca que hubo en su momento. Alemania representa 2% de las exportaciones argentinas, aunque las estadísticas no incluyen lo que entra por puertos de países vecinos como Holanda o Bélgica. Como patrón de la estructura exportadora argentina, cinco productos explican la mitad de las exportaciones argentinas a Alemania y diez productos las dos terceras partes de las exportaciones. Esos principales productos donde hay carnes, productos para la industria farmacéutica, forrajes, químicos, lana o vehículos son parte de un comercio que de alguna manera camina sólo; pero dice Polski que si se examina más abajo en la lista, se verá un interesante grupo de productos de valor agregado que viene creciendo; si esto se ha dado en un contexto poco competitivo, qué puede pasar si las cosas las condiciones para exportar mejoraran?.

El embajador señala de que se trata fundamentalmente de alimentos con alguna industrialización desde miel, jugos de fruta, químicos, vinos, cítricos, bombas y elevadores con valores por empresa de U$ 1 millón de exportaciones de mínimo. Destacó el caso del vino, donde mientras en otros mercados la presencia ha sido variable en los últimos años, luego de un crecimiento enorme de la industria argentina, en Alemania la llegada es muy fuerte. Por ejemplo, en 2014 mientras que las exportaciones de vino al mundo crecieron 2%, hacia Alemania en particular lo hicieron 20%. También hay grandes posibilidades en el sector orgánico como ingredientes para el segmento de alimentos, productos farmacéuticos y muebles. Alemania pide a gritos soja orgánica, por ejemplo.

Si bien hay restricciones históricas para ciertos commodities agrícolas en la UE, Alemania es una economía muy abierta y de acceso posible para muchos sectores, agrega Polski. El mercado de alimentos alemán es de U$50 mil millones. Recabando opiniones en ciertas regiones donde son fuertes las pymes tecnológicas alemanas, varias señalan que es más fácil negociar con las empresas argentinas que con las de China.

Para lograr un mayor intercambio, además Alemania cuenta con varias organizaciones e instituciones promotoras del comercio y de apoyo de distinto tipo que promueven el acercamiento, es reconocida como el centro europeo de las ferias internacionales en los rubros más diferentes. Incluso como “regalo” por el bicentenario argentino 16 empresas alemanas crearon el Centro Universitario Argentino Alemán con un programa de 15 posgrados apuntados a tecnología y ciencias con doble titulación.

Otro elemento que destaca Polski para el acceso de las pymes a este y otros mercados, es el rol de la inteligencia comercial que ejercen las embajadas argentinas. Pero en ese sentido hubo coincidencia en la necesidad de mayor difusión de esa capacidad que incluye por ejemplo la preparación de un programa de actividades específicas en caso de la visita de una empresa o de inteligencia comercial con datos de normativas y canales de distribución, realizada por profesionales especializados de las embajadas que permiten encarar una estrategia para el acceso a los mercados.

Convulsión

La situación política europea y en particular la de Alemania se podría llamar de convulsionada, dice Polski, lo que tiene que ver con factores que afectan a la UE en general como el riesgo del terrorismo, la situación de los refugiados, el nacionalismo y cierto anti europeísmo de algunos países como Italia o Grecia. Además la cooperación franco alemana, fuerte sostén europeo, se vio en estos tiempos cuestionada: los alemanes esperando que Francia cooperara más en el tema de refugiados y los franceses que Alemania trabajará más en conjunto respecto a la cuestión del terrorismo.

Fundación ICBC Argentina, 2013 - Todos los derechos reservados. Términos y condiciones de uso.